Cuando se trata de seguridad, no puede luchar a ciegas

Las soluciones de seguridad tradicionales se centran en una ubicación y función específicas, como el perímetro dentro del firewall, o una máquina o dispositivo del empleado. Pero esa estrategia es cada vez más miope en un mundo conectado donde las amenazas provienen de cualquier parte; desde fuera de la red, desde nuestros propios usuarios, desde dispositivos IoT conectados o incluso sistemas corporativos en peligro.

La falta de una imagen coherente de nuestro propio ambiente y el mundo conectado más amplio limita nuestra capacidad de identificar amenazas rápidamente y nos obliga a una respuesta de seguridad reactiva de "defender el objetivo" de varias capas, lo que resulta en un aumento de los costos y el riesgo.

Descubra lo que le falta